Las 2 principales ideas si estás pensando en prepararte el EIR

0
685

Con motivo de la publicación del número de plazas aprobadas para la convocatoria EIR de 2018 que se celebrará el año que viene aumenta el interés y el entusiasmo de los profesionales de enfermería por prepararse para esta difícil prueba.
La cuestión es la siguiente, ¿estás a tiempo para estudiar?

En primer lugar, seamos realistas. Si es ahora cuando te vas a preparar por primera vez el examen EIR, sabes que te toca realizar un esfuerzo enorme temporal y mental. La razón es muy sencilla: tienes que alcanzar y superar a aquellos opositores que lleven mucho más tiempo preparándose.

Para asegurar que el tiempo invertido es suficiente necesitas cronometrarte y asegurarte que consigues unos mínimos diarios y semanales.

No hay otra opción. Si te vas a embarcar en la preparación del EIR, estás a tiempo de conseguir el mayor logro de tu carrera profesional y merece la pena. Ahora bien, hay que tener respeto a esta prueba que cada año se plantea más difícil y en la que el promedio actual ronda las 7 plazas por cada 100 opositores.

Por tanto, la primera idea que debes tener en consideración es que habrás de organizar tu vida desde hoy para alcanzar un promedio mínimo de 4 horas diarias de estudio durante 5 días a la semana.

Esto significa que puedes planificar cada semana de 7 días para conseguir estudiar, al menos, 5 días y conseguir así una media de 4 horas diarias. Aquel día que no consigas al menos 4 horas, pasas las horas pendientes a otro día, es decir, tendrás que recuperarlas.
No es necesario que todos los días alcances esas 4 horas; también puedes estudiar un día 2 horas y otro, 6 y así el promedio sea siempre 4 horas.

Ni que decir tiene que, si puedes subir la media de horas invertidas en el estudio, empezarás a garantizar tu éxito y a posicionarte entre las primeras plazas, ya que, a parte de estudiar, es necesario repasar lo estudiado.

En segundo lugar, hay algo que no debes olvidar y que es muy sencillo: eres humano, no eres un robot. No hay forma material de estudiar cientos y cientos de páginas y de asistir a horas y horas de clase en un tiempo record de 5 meses.

Asegúrate por tanto de que puedes priorizar el material, de que puedes organizar los tiempos y de que puedes distribuir los temas de estudio por niveles e importancia. No puedes perder ni un solo minuto en estudiar algo que tiene una baja probabilidad de ser preguntado en detrimento de otro tema que es seguro que lo pregunten y que, por tanto, debes repasarlo varias veces.

Raúl Lozano Alonso
Preparador Oposiciones / Especialidades
Equipo POE