Cómo elegir y utilizar adecuadamente un Manual de Preparación de Oposiciones

La preparación de una oposición implica, por definición, la incorporación de un Manual de estudio como herramienta indispensable. Pero, ¿sabemos evaluar este tipo de manuales? ¿Sabemos que textos pueden ayudarnos, y cuáles nos van a hacer perder el tiempo?

0
3749

El Manual de estudio para la preparación de una oposición es una herramienta indispensable a la cual, no siempre se le presta la debida atención. No se trata de un documento que el opositor deba permitir que le entre por los ojos por el hecho de que la portada sea llamativa, o porque, al ojear su interior se vean muchos colorines o fotos.

Es muy importante conocer los criterios que debe cumplir un buen Manual de preparación de oposiciones. Dichos criterios se centran en ciertas características relacionadas con tres aspectos fundamentales: En primer lugar, el contenido que ha incluido y la forma en la que se ha redactado. En segundo lugar, la estructura que tiene y organización de los temas y apartados. Y, en tercer lugar, la orientación y asesoramiento para la utilización del mismo.

Manual oposiciones enfermería
Manual de Preparación de Oposiciones Equipo POE®

Cómo evaluar la forma y contenido del Manual de Oposiciones

El texto redactado en un Manual que se va a utilizar para preparar una oposición debe tener una letra con una fuente adecuada para evitar el cansancio de la vista de forma prematura. Es recomendable una calibri, una arial, o similares.

El tamaño de la letra no debería ser inferior a 12 y los espaciados y tabulaciones deben abundar para cuidar la lectura cómoda, y para que no se genere una sensación de apelotonamiento de la información.

Cuando un opositor/a ha reunido todas las fuerzas para comenzar su jornada de estudio, y al abrir su libro encuentra en una sola página párrafos y párrafos bien apretados, la motivación empieza a debilitarse de forma inevitable.

Las imágenes, los esquemas y las tablas son vitales en textos de estudio, bien para aclarar parte del contenido redactado o bien para reforzar la memoria del mismo.

No debe excederse en los colores que se utilicen en el texto, si bien el cuerpo del mismo, es decir, el desarrollo en sí debe ir solamente en negro, de forma que permita al estudiante subrayar bajo su criterio con distintos colores y niveles de importancia.

En cuanto al contenido, sin duda, se debe ceñir exclusivamente a aquel material que con gran seguridad vaya a ser preguntado en el examen. No se deben utilizar introducciones, conclusiones o desarrollos extensos de información no preguntable o con poca posibilidad de que caiga en una oposición. Dicho de forma más pragmática, un concepto preguntado una única vez en la historia de una oposición no justifica el desarrollo de media página o más en un manual. Si se siguiera esta dinámica con todos los conceptos que alguna vez, de forma puntual, han sido preguntados, los manuales serían eternos, lleno de volúmenes, e intratables.

Cómo evaluar la estructura y organización del Manual 

Temario oposiciones de enfermeria
Manual de Preparación de Oposiciones Equipo POE®

Los temas que se trabajan en un Manual de preparación de una oposición no deben corresponder con todos y cada uno de los temas que aparecen en el Real Decreto de la misma. En el Manual sólo deben incluirse aquellos que son preguntados, y deben ser tratados de forma que su estudio y memorización sea rentable y beneficiosa. Sucede de forma llamativa este error, en el caso concreto de los Manuales de preparación EIR que tienden a incluir la asignatura de Enfermería del trabajo y la salud laboral, cuando el número de preguntas relacionadas con esta área en la historia de este examen es ínfimo.

Del mismo modo, hay que cuidar los temas con suma vigilancia para evitar la duplicidad de información en la totalidad del texto. Cuántas veces te puedes encontrar estudiando la artrosis en el tema de Médico-Quirúrgica, en el de Geriatría y en del Climaterio, por triplicado.

Además, los temas a memorizar deben ser agrupados en bloques o áreas temáticas que orienten el nivel de prioridad de estudio, según el peso específico de esta asignatura en la oposición. Por ejemplo, existen leyes y planes nacionales, que por su poca incidencia de aparición en oposiciones, nunca deberían aparecer en un Manual de preparación.

Cómo evaluar la orientación y asesoramiento del Manual

Manual temario oposiciones enfermeria
Manual de Preparación de Oposiciones Equipo POE®

La preparación de una oposición es compleja. El contenido a memorizar es muy específico y se pregunta de una forma muy definida. Por eso, de la misma forma que no se puede asistir a un curso de Preparación de oposiciones igual que si se asistiera a un curso de Formación Continuada, el Manual para oposiciones no puede ser un simple manual de consulta que cualquier persona pueda utilizar y trabajar sin más.

El Manual de oposiciones debe estar acompañado de un asesoramiento en la forma de estudiarlo, de una orientación en el modo de abordar cada tema, de un preparador que indique los distintos niveles de prioridad, las partes fundamentales, las áreas que se pueden dejar para el final, o los contenidos que hay que fijar primeramente.

Del mismo modo, el opositor debe ser aconsejado para saber que partes de ese Manual deben memorizarse con una memoria de recuerdo, y cuales, por el contrario, deben memorizarse a través de la memoria del reconocimiento.

Raúl Lozano Alonso. Enfermero Especialista

en Salud Mental y Preparador de Oposiciones.