5 Habilidades a desarrollar en la preparación de Oposiciones de Enfermería

La frustración que se genera cuando se intenta memorizar un tema que has de estudiar para un examen de oposición y ves que cada palabra “memorizada” se olvida con una facilidad pasmosa, es una de las principales causas de desesperación y pérdida de motivación en la preparación de un examen.

0
4567

OPE ENFERMERÍA

¡No me apetece ponerme a estudiar! Necesito autocontrol

Como la mayoría de vosotros/as, a mí nunca me han enseñado cuál es la mejor forma de estudiar, y menos, una oposición. Sin embargo, está contrastado científicamente la existencia de técnicas de estudio que resultan eficaces y eficientes. Así que, si estás preparado/a para un cambio en tus hábitos de estudio, te voy a contar algunos de los más importantes hallazgos de la ciencia de estudiar. Hay datos sorprendentes que revelan estrategias exitosas de estudio (Himsel A, 2011). Partamos de la base de que el cerebro tiene una increíble capacidad para cambiar cuando se le da el ejercicio adecuado. Así que os animo a crear un hábito, un ejercicio que trabajes a conciencia y permanentemente, en tus momentos de estudio, y que asegure que alcanzas las siguientes habilidades:

1.-Pasa de lo que ya te sabes en la primera lectura, ni lo subrayes.

2.-Utiliza máximo tres colores para subrayar el temario de estudio.

3.-Estudia cada concepto de una única fuente, no repitas el dato en distintos documentos.

4.-Desarrolla hábitos de autorregulación y autocontrol.

5.-Maneja el estrés en tus simulacros, para poder ser un/una estratega a la hora de contestar el examen oficial.

Estas habilidades, deben estar enmarcadas en una serie de apoyos imprescindibles:

A)  Conocimientos de los fundamentos científicos sobre la memoria.

B)  Elaboración de tu plan de entrenamiento mental semanal.

C)  Ejercitar el cerebro con una lectura del material antes de clase, o tras la misma en un margen de 24 horas máximo.

D) Contar con un preparador experto que prepare tu cerebro para los exámenes y otras evaluaciones.

E) Trabajar cognitivamente el Momento de la Verdad: Día del examen

Enumerar estas habilidades es la parte fácil, desarrollarlas, es la difícil, sin duda.

Evitar volver a patrones de memorización viejos e ineficaces que incluyen, por ejemplo, abarrotar horas y horas de estudio sobre el mismo tema, o privarse de horas de sueño, es complicado. Pero ten en cuenta que cualquier patrón de comportamiento o pensamiento en el que te involucres, y que sea perjudicial para tu aprendizaje, sigue siendo sólo un hábito. Los hábitos reflejan caminos fuertemente marcados en las redes neuronales del cerebro. Y estos hábitos no se eliminan de la noche a la mañana, pero pueden ser cambiados a través de la conciencia, la persistencia y la motivación.

El cambio de hábitos requiere mucha autorregulación, algo que es desafiante para la mayoría de nosotros. Si alguna vez has sabido lo que necesitabas hacer, pero tuviste problemas en hacerlo, seguramente haya sido por un hábito inadecuado profundamente instaurado. Necesitamos ejercer nuestro autocontrol. Así, por ejemplo, hay que entrenar el esfuerzo de aplazar algo muy interesante en este preciso momento, para hacer otra cosa que es menos interesante, pero que te recompensará mucho tiempo después. Por suerte, podemos construir el autocontrol con el tiempo; el autocontrol es otro músculo mental que responde a la formación y abarca, desde dejar de fumar a aprender un nuevo trabajo (Muraven, 2010), pasando por estudiar correctamente una oposición. 

Raúl Lozano Alonso. Enfermero Especialista en

Salud Mental y Preparador de Oposiciones.

¡ACCEDE A TODA LA INFORMACIÓN DEL CURSO DE PREPARACIÓN OPE NAVARRA!